jueves, 26 de julio de 2012

Palacio de Verano

Salón de la Benevolencia y la Longevidad

El palacio de verano, ubicado a unos 15 kilómetros al noroeste del centro de Beijing, en el distrito Haidian, es un parque imperial construido en 1750 por el emperador Qianlong. En una superficie cercana a las 300 hectáreas tiene variadas construcciones, así como mucha vegetación y un gran lago artificial. 
Actualmente es considerado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Roca volcánica. Dijeron que la emperatriz Cixi coleccionaba rocas y le gustó esta por esa la colocó en el palacio.

Techo del gran corredor
Una de las grandes atracciones que tiene este lugar es un gran corredor techado de más de 750 metros de largo. Todo el corredor está cuidadosamente pintado con un diseño diferente en cada viga (como se puede apreciar en la foto de arriba), teniendo más de 14.000 pinturas.

En una de las "rotondas" del gran corredor

Arco chino decorado, Paifang


Vista de gran parte del complejo Palacio de Verano

Techos

Barcos por el lago

Barco de Mármol
En el palacio de verano también es posible encontrar un barco de mármol, según Wikipedia "el barco era utilizado por la emperatriz Cixi para celebrar fiestas. La construcción del palacio se financió con el presupuesto destinado a renovar la Marina. El pueblo chino considera el barco de mármol como un símbolo de la corrupción, por su inutilidad, ya que no sirve para navegar. Por el contrario, para la emperatriz la solidez del barco era una demostración de su estabilidad y perennidad."

lunes, 16 de julio de 2012

Caligrafía China

Foto tomada en el palacio de verano
En el palacio de verano de Beijing, nos encontramos con varias personas escribiendo (quien sabe qué) en el piso, con unos grandes pinceles con agua. Nuestra guía turística nos comentaba que la caligrafía es algo muy importante para los Chinos. Le pregunté porqué lo hacían con agua y nos dijo que simplemente les interesa practicar y no es tan importante que lo que escriban perdure en el tiempo.

El arte de la caligrafía, originario de China, es algo muy estudiado tanto por Chinos como por Japoneses, Coreanos, Vietnamitas y muchos otros países asiáticos. Aunque actualmente existe un debate si se debe considerar la caligrafía como un arte o tan solo como una disciplina. Esto porque por un lado, se busca escribir bien como ciertos ejemplares famosos por esto, alcanzando esa perfección, así considerándolo una disciplina; mientras que se puede considerar como un arte debido a que la importancia de esto la entregan las características estéticas de la escritura.

domingo, 8 de julio de 2012

Templo del Cielo, el altar imperial de sacrificio en Beijing

Templo del Cielo / Temple of Heaven
El templo del cielo, es un complejo religioso ubicado en el parque Tiantan Gongyuan al sur de Beijing. El templo del cielo es el templo más grande de su tipo de todo China. Fue construido desde el año 1406 al año 1420. Su uso principal era para dar las gracias al cielo por los frutos obtenidos de las cosechas. Actualmente es considerado patrimonio nacional por la Unesco [1].
Este lugar está compuesto por varias estructuras, entre ellas el ya mencionado templo del cielo, el altar circular, la bóveda imperial, entre otros.



El complejo está rodeado por parques y jardines.

Detallados techos
Era un lugar muy visitado por los antiguos emperadores, ahora es un lugar altamente turístico.

Altar circular
El altar circular es una estructura compuesta por tres niveles de plataformas circulares hechos de mármol. Esta sección se construyó más tarde que el templo del cielo, en 1530. Este templo fue construido para poder rezar por lluvia en tiempos de sequía. Era común que los emperadores realizaran sacrificios de animales para tener buenas cosechas. Según wikipedia, el animal más común que sacrificaban acá era el toro, el cual quemaban vivo con fuego.
Al igual que en los anfiteatros romanos, esta estructura amplifica la voz de aquellos que se encontrasen en el centro.


domingo, 1 de julio de 2012

El museo de historia natural, Beijing


El museo de historia natural en Beijing no tiene nada especial. Tiene una sección de dinosaurios, una de flora, una de fauna, y en general lo típico que uno puede esperar de un museo de historia natural. Dedicado especialmente a los más chicos, y no mucho a los turistas: había muy poco en inglés.

Lo que si nos llamó la atención, y por eso entramos, fue la gran cantidad y el enorme tamaño de los fósiles de madera petrificada que tenían afuera. Cada una de las piezas que ven en la foto tenía al menos el grosor de un pino de unos 40 años. Como estos que se ven en la foto habían muchos más del mismo tamaño, así como también unos más altos que 3 y 4 metros. Realmente nunca había visto cosa igual.