miércoles, 15 de julio de 2009

Puerto Montt y la gran isla de Chiloé


Saliendo de Argentina llegamos hasta Puerto Montt para pasar la noche.

PUERTO MONTT:


[Escultura en la costanera]

Hicimos lo que se suele hacer en una rápida: pasear por la costanera, ir a angelmó a ver todos los puestitos de artesanias e ir a la feria de verduras y mercado de peces.

[Botes pesqueros]


[Feria/Mercado de verduras]

CHILOÉ:

Para llegar a Chiloé es necesario tomar un ferry que te lleve con auto y todo a la isla. Los ferries funcionan constantemente así que no hay necesidad de planear mucho en ese sentido.

[En el ferry]

Y llegamos a la isla...



De aquí nos dirijiríamos a una de las primeras ciudades del lugar: Ancud. Teníamos ganas de ir a Castro y a otros lugares de por ahí, pero como suele suceder en los viajes: estábamos cortas de tiempo.

Resultó no haber mucho en la ciudad. Más bien no había casi nada (espero no estar ofendiendo a nadie). Estuvimos entre 1 a 2 horas buscando un lugar donde comer. Habían puros mini market o restaurantes cerrados... en fin, buscamos y buscamos hasta que dimos con un lugar muy bien escondido que tenía una vista impresionante. Además el lugar estaba vacío así que todo para nosotros. El dueño y chef del lugar es o era un profesor de gastronomía así que la comida que nos preparó fue de otro mundo. Valió demasiado la pena la búsqueda.
Lástima que no anoté el nombre del lugar para recomendárselos.


[En el fuerte]

martes, 14 de julio de 2009

Argentina: Bariloche

Saliendo por La Unión y vía Osorno, nos encaminamos a una rápida pasada por Argentina.

[Ya habiendo cruzado a Argentina]

Realmente increible la vista que se tiene durante todo el camino. El cruce por la cordillera es realmente algo que tienen que hacer antes de morir.

La transición entre una ciudad y otra es una distancia considerable, un par de horas que se pasa en el auto no teniendo nada más que vegetación por todos lados. Hay que ir bien preparados: bien abastecidos de bencina y de comida.


[Frente a esta vaca nos sentamos a almorzar]


[Increible la vista, no lo creen?]



[La foto original de mi blog, sacada en la transición entre Chile y Argentina]


Ya en la ciudad...

Lo primero era encontrar un lugar donde quedarnos. Encontramos un hotelito muy bueno y barato frente frente al lago y a pasos de la iglesia y del centro. Llegamos bien tarde, así que decidimos salir a comer y acostarnos temprano para aprovechar al máximo el día porque nos volveríamos esa misma tarde, ya que aun nos quedaban muchas cosas por ver.

[Una de las plazas]

La comida es muy buena, precios razonables y platos muy contundentes. Nosotros pedimos una tradicional milanesa argentina con queso. No les miento, las dimensiones de esa carne era sin exagerar como 25 x 15cm. En otras palabras: GI-GAN-TE. Veanlo con sus propios ojos:



Visitamos también brevemente un museo del Chocolate. Cuando llegamos nos dijeron que ya habían parado la producción de chocolate así que nuestra visita consistió en pasearnos por la tienda del lugar jeje. Muy buenos chocolates.

[Exterior de la catedral]


[Interior de la catedral]

Algo que quisimos hacer pero no pudimos fue visitar el bosque de los Arrayanes. Es un lugar muy muy lindo que también es muy recomendado para visitar. Para llegar a el hay que tomar una lancha que te lleva a la isla donde se encuentra el bosque. Hay dos salidas, una que es por todo el día y otra que sale cerca de la hora de almuerzo. Ambas eran por muchas horas y bien caro. Yo no recordaba que demoraba tanto y no nos daba el tiempo para hacer el tour. Quedó pendiente para la próxima.


[Y volvimos a Chile]

Lo único que da un poco de flojera de este viaje es el trámite del seguro del auto y la cola por aduana, que por suerte no nos tocó mucha. Por lo demás, es un viaje 1000% recomendable. La vista que se tiene durante todo el camino hasta llegar a Bariloche es algo que no se puede ver todos los días.

lunes, 13 de julio de 2009

Valdivia y el río Calle Calle

Volvímos a ir a Valdivia. Esta vez para darle un mejor vistazo al mercado al lado del río y para dar una vuelta en lancha al rededor de la Isla Teja.

Ando de pocas palabras, dejaré que las fotos hablen por si solas.

[En el mercado]

[Lobos marinos descanzando]

[El nuevo hotel casino a orillas del río]


[Puente hacia Niebla]

domingo, 12 de julio de 2009

Los Ulmos: Segunda Actividad


Hirín hirín, es la onomatopeya para el sonido que hace el caballo en japonés, nosotros tenemos una que se pueda escribir??

Aquí les muestro un poco la secuencia de eventos de esta actividad:


[Usando el fish eye en un caballo]

[Preparando a los caballos]

[Finalmente saliendo a la aventura]

Este día aprendí que en Japón puedes andar a caballo, pero es en un potrero muy chico y hay un señor que te tira las riendas y camina con ellas alrededor del lugar, que no es muy grande-es Japón-. En el fondo, sólo te sientas sobre el caballo y disfrutas como te meces.

sábado, 11 de julio de 2009

Los Ulmos! Primera Actividad: Cosechar la huerta!


Como primera actividad tuvimos ir a cosechar la huerta. La Ryoko en su vida había cosechado vegetales y comido frambuesas directo de la mata.
Me contó que en Japón hay lugares donde se puede hacer eso, pero son cariiiisimos. Se supone que te dejan en un lugar donde hay muchas plantas de frambuesas o frutillas y puedes comer libremente. Si mal no recuerdo te cobraban por cada media hora que estabas ahí o algo así. Imagínense cuánto cobrarán por media hora si las frutillas que vendían en el supermercado costaban como USD$11 y eran sólo 9 frutillas...

[Aquí se encuentra la Ryoko y mi mamá sacando arvejas]

Tenemos una gran variedad de cosas que se pueden cosechar: zanahoria, choclo, arvejas, porotos, papas, frambuesas, lechugas, entre otros.
A mi esto de cosechar la verdad es que mucho no me llama, estuve más de fotográfa del acontecimiento.

[Aquí estoy yo, la fotógrafa, pueden admirar el lindo día que teníamos]

[Sacando papas, o mejor dicho: papitas, vean su tamaño]


[Nuestra fiel compañía]

viernes, 10 de julio de 2009

Valdivia y Niebla


Después de Pucón/Villarica seguimos camino al sur y llegamos a Valdivia.

Luego de haber dado una vuelta por la ciudad en auto, se nos unió mi abuelita y mi mamá que andaban allá y nos fuimos a Niebla, un pueblo que esta muy cerca de Valdivia, a cenar.
Lo que le ofrecimos a la Ryoko para cenar aquí fue una degustación de mariscos. A ver si tenemos mejores maricos que Japón que es una isla y lo unico que hacen es comer eso!

El plato fue más grande que lo que la Ryoko podía comer, así que tuvimos que pedir un doggy bag. En realidad este plato era para una entrada como para 2 o 3 personas, así que imposible que se lo comiera todo ella sola. De todas maneras, encontró muy bueno todo lo que le trajeron.

La mañana siguiente salimos a recorrer Valdivia a pie, de manera de tener una mejor apreciación de la ciudad. Recorrer un lugar en auto no es lo mismo.

Primero fuimos al puente que cruza el río Calle Calle, el cual nos lleva a la isla Teja, pero no llegamos mucho más allá que donde termina el puente.


Luego decidimos caminar toda la costanera. Lo mejor fue poder respirar el aire puro que corría al lado del río en vez de la nube de contaminación que respiramos en Santiago. Caminamos un buen rato. Incluso se nos unió un perrito, lo llamamos Dachi (como parte de la palabra amigo en japonés: Tomodachi).
Me cayó tan bien el perrito que me lo quería quedar, pero era hembra lo cual complica las cosas, así que ahí quedó, pero más tarde me dijeron que siempre anda rondeando por esos lados y la gente lo cuida. Espero que se encuentre bien.

[Paseando por la costanera en Valdivia]

Luego nos adentramos más al centro. Visitamos la iglesía moderna que hay, el correo, la plaza central y por supuesto, la chocolatería Entre Lagos.


[Plaza central de Valdivia, con artistas callejeros]

Una vez recorrido los lugares clave, seguimos rumbo a Los Ulmos, un campo más al sur de Valdivia. Un lugar lleno de sorpresas para los visitantes sobretodo extranjeros, pero eso seguirá en la siguiente entrada.



jueves, 9 de julio de 2009

Comenzando un paseo por Chile

Al fin llegó el momento de escribir sobre mi paseo por el sur de Chile! ya era hora no creen? El paseo empezó a fines de febrero y termino como la segunda semana de Marzo.

A qué se debió el paseo por Chile? A que mi amiga Ryoko, con la que me quedé en Japón, venía a visitarme por unos días y debía mostrarle lo más lindo que tenemos.. no, no la cultura, esa la tenemos que mejorar y deberíamos tomar ejemplo de la de ellos, me refiero a los hermosos paisajes y vejetación con la que contamos.

Luego de pasar unos días en Santiago acostumbrándose a la diferencia de 12horas con su país de origen, tomamos el auto y nos encaminamos a la aventura.

La primera parada que hicimos fue en la cuna de Pablo Neruda, ya saben a qué lugar me refiero?
A Parral.
Aparte de ser donde Pablo Neruda pasó su infancia, Parral es también una atracción para mi y los que anden conmigo porque es donde vivió mi papá por muchos años.


[Parada en Parral]

Justo al costado de la carretera, antes de salir para entrar a Parral, se puede ver una escultura de libros abiertos en memoria de Pablo Neruda. En mi opinión parecen paneles solares sin uso, pero puede que haya gente que le vea algo más.
Además de ver aquella maravillosa escultura, dimos una vuelta por los alrededores y llegamos hasta la estación de trenes. Pasamos a saludar a unos conocidos y seguimos con nuestro viaje.


PUCON/VILLARICA


[Parque Nacional Villarica]

La parada siguiente fue en Pucón, donde nos quedamos a alojar. Aquí primero llegamos a buscar alojamiento y luego salimos en busca de algo rico para comer. En la calle principal encontramos un restaurant a un precio muy razonable que tenía empanadas de diferentes variedades muy muy buenas y grandes. Les recomendaría el lugar, pero no atiné a anotar el nombre. Se los dejaré como un desafío: llegar al mismo restaurant.
Luego de la gran comida fuimos a reservar lugares para hacer rafting! Sorprendentemente, las oficinas de aventura estaban abiertas como hasta las 10 u 11 de la noche, así que no hubo problema en cotizar y poder elegir bien un lugar. Reservamos una salida a las 10 de la mañana.

Lamentablemente, mi cámara no aguanta agua así que no tengo fotos de la aventura, pero lo que les puedo decir es que se los recomiendo mucho y el río no es para nada peligroso, al menos en verano. Incluso una de las personas que venía con nosotros en la balsa se cayó en uno de los rápidos Y NO SABÍA NADAR! pero la rescatamos con éxito. La única consecuencia fue el frío que tuvo la pobre señora después, pero no pasó a mayores.

Luego fuimos a almorzar algo contundente, habíamos quedado muy cansadas. Si mal no recuerdo, terminamos yendo al mismo lugar donde comimos la noche anterior. Esta vez las meseras eran otras y nos atendieron bastante mal. Nos tocó una gringa que tenía cero paciencia y nos traía los platos enojada... no había mucho que podíamos hacer al respecto.

Seguimos nuestra aventura con un paseo en bicicleta doble:

Hicimos la ruta tradicional: Pasamos por el Gran Hotel Pucon, por el casino quemado y bordeamos un poco el lago. La Ryoko gozó con la vista que teníamos.

Luego, quisimos ir al volcán villarica, pero estaba cerrado :(
Así que simplemente tuvimos que conformarnos con subir un poco el cerro para poder ver el lugar desde la altura. A continuación una de las fotos que tomamos en una de las paradas que hicimos:



Verde, verde, verde y más verde. La Ryoko no podía creer que siendo un país tan angosto, la cantidad de vegetación que tenemos no terminaba para el lado que mirara. Me hizo empezar a ver mi priopio país con otros ojos: es cierto lo que dice.

miércoles, 8 de julio de 2009

Hina-ningyo


Pocos días antes de irme de Japón, un amigo me regaló un Hina-Ningyo (雛人形), lo que ven en la foto arriba. Es una especie de set de muñecas para el festival de niñas o también conocido como festival de muñecas llamado Hinamatsuri, que se lleva a cabo el 3 de Marzo. Muñecas bastante diferentes a lo que nosotros -mentes occidentales- solemos imaginar cuando nos mencionan esta palabra.

La palabra Hina viene de otra muy similar Hiina, un par de muñecas (un hombre y una mujer) hechas a mano por sirvientas de la corte.

Esta pareja representan al emperador (御内裏様 O-dairi-sama) y a la emperatriz (御雛様 O-hina-sama). Se suelen presentar en una plataforma roja (como lo pueden notar en la foto).
Hay conjuntos de Hina-Ningyo que contienen no sólo la pareja de emperadores sino que también músicos y otros asistentes de la corte. Todos vestidos en trajes tradicionales de esta misma basados en el periodo Heian (794 a 1185).
Además, como pueden notar nuevamente en la foto, este conjunto se suele poner frente a un biombo dorado llamado byōbu .

El hina-ningyo que me regalaron y que ven en la foto, corresponde a un set de sólo una plataforma, pero pueden llegar a ser siete, ordenados como escalera. Donde cada uno tiene más y más de estas muñecas. También debo mencionar que la representación de las muñecas de este set es más robusto y no tan delicado como los originales. Los invito a que googleen imagenes para que vean las verdaderas muñecas.

Encontré muy simpático el gesto de mi amigo y muy japonés el regalo que me entregó de sorpresa, por lo que lo quería compartir con ustedes.