martes, 21 de febrero de 2012

El aeropuerto de Beijing, China, una mala experiencia


Llegamos aeropuerto con la reserva del hotel ya hecha. El Jade Garden Hotel. Con poco esfuerzo conseguimos internet y nos conectamos para tener la dirección del hotel, ya que en el centro de informaciones no lograron dar con ella ni con un teléfono. Lo bueno del aeropuerto es que tiene internet gratis por 5 horas si uno se registra en un puesto con su pasaporte.
Como nadie sabía donde quedaba el aeropuerto, anoté la dirección en inglés y en chino y algunos puntos de referencia.
Volvimos donde la persona del centro de informaciones y aun así no supo indicarnos bien como llegar. Nos dijo que tomaramos un tren al centro y que eso nos iba a dejar cerca... no nos dejó muy cerca.

Lo malo de Beijing fue que ningún taxista nos quería llevar, al parecer porque no sabían donde quedaba, así que caminamos y caminamos. Nos empezó a dar hambre y empezó a llover: todo mal. Parecía de película.

Finalmente llegamos a un hotel que parecía como de 5 estrellas, le pedimos a un botones que nos indicara como llegar al lugar, le mostré mi celular con el mapa. Con un poco de ayuda de otras 2 o 3 personas, se pusieron de acuerdo como llegar, nos llamaron a un taxi y le explicaron.

Llegamos al hotel y al momento de bajarnos se me acabó la batería del celuar... uff justo.

Consejo para un futuro viaje: Llevar un mapa impreso con la ubicación del hotel y ojalá investigar cómo llegar al lugar antes de llegar al aeropuerto. Perdimos casi todo el día por esto.

Nos demoramos como 5 horas en llegar del aeropuerto al hotel.

viernes, 17 de febrero de 2012

Parque Nacional Gorkhi-Terelj, provincia de Tov, Mongolia

El parque nacional Gorkhi-Terelj, ubicado a 37km de la capital de Mongolia, es un lugar famoso por una gran roca con forma de tortuga. Es gratis para los mongolianos, pero cobran una pequeña entrada para los turistas internacionales. 



Este parque tiene más vegetación que otros lugares donde habíamos estado, se pueden ver muchos más áboles, pero siguen siendo pocos comparados con los que uno ve en chile.


Recorriendo el parque se pueden encontrar varios animales, principalmente yaks. Recomiendan no acercarse a ellos on ropa muy fuerte o roja. Así como lo hice yo... los animales se pueden alterar un poco y atacarte.
Supuestamente, uno también se puede encontrar con osos, pero no tuvimos esa suerte.

Yaks

Yak

En el parque se pueden encontrar varios centros para turistas con campamentos para alojar y también se puede ir a un restaurant y tiendas de souvenirs.


El parque cuenta con otros servicios para los visitantes, entre ellos se pueden arrendar caballos para recorrer el parque o bien para ir a visitar un monasterio que está bien arriba del cerro. Aunque hay que tomar en cuenta que los cerros ahí no son muy grandes. El arriendo de los caballos es bien barato. Lo manejan unos niños, probablemente hijos de los que atienden los campamentos. Ellos te arreglan la montura y si es necesario te tiran el caballo en caso que no sepas andar sola.

Paseo a caballo

NIños mongoles

martes, 14 de febrero de 2012

El Aguila


A unos kilómetros del campamento donde estábamos se puede encontrar una señora parada a la orilla del camino en un pequeño auto con un letrero sobre el escrito en mongoliano que dice: "Fotos con el aguila". Por unos pocos tugs, más o menos equivalentes a 1 dólar americano, te podías sacar una foto con su aguila.

La dueña del águila

viernes, 10 de febrero de 2012

En las afueras de Mongolia

Saliendo del campamento del siglo XIII seguimos a otro sitio donde pasaríamos la noche y donde nos quedaríamos todo el día siguiente.

A los minutos que llegamos, nos tenían la comida. Unos grandes platos con dos diferentes menús: tallarines con carne y zanahoria o arroz con carne y zanahoria.

El menú de la noche
Las siguientes fotos son del río Kherlen





Luego de estar un rato en el río, jugamos un partido de volleyball con el resto de los mongoles que estaban con nosotros y seguimos con un asadito muy bueno. Con el paso del tiempo empezó a refrescarse el día y apareció nuestro amigo vodka Chinggis Khaan quien evitó que pasáramos frío y se aseguró que lo pasáramos muy bien. Y la fiesta no terminó aquí, luego fuimos a una salita donde tenían un Karaoke y cantamos un buen rato canciones en inglés y los mongoles canciones mongolianas que obviamente no habíamos escuchado nunca. La fiesta también continuó en un quincho que tenían detrás del comedor, donde los otros turistas del lugar estaban celebrando algún motivo.

Papas rellenas
En las siguientes dos fotos se ve como prepararon la comida para la otra gente que estaba ahí. Consistía en colocar piedras calientes, pedazos de carne y luego más piedras calientes y así sucesivamente dentro de un contenedor y eso sobre el fuego por un largo rato. Lamentablemente no nos tocó prueba de eso, pero parecía bastante bueno.

 


martes, 7 de febrero de 2012

Siglo XIII en Mongolia - El Correo - Parte 6

La siguiente estación correspondía a la que representaba al correo. Se dice que Gengis Kan originó el servicio postal. Éste consistía en estaciones separadas por 30km entre cada una, que es la distancia que puede recorrer un caballo aproximadamente sin descansar. Un mensajero llegaría a una estación intermedia para que lo relevara otro mensajero con otro caballo. De esta manera, un mensaje demoraba 7 días en cruzar Europa hasta llegar a Mongolia. Más rápido de lo que funciona el correo hoy en día.




La estación consistía en una yurta principal y una cuatro más pequeñas que hacían de lugar de descanso para los mensajeros que llegaban trayendo noticias.

Dentro de la yurta principal

Una svástica
" ... Los cuatro brazos de la X, o cruz decusada, y de la cruz hermética, indicando los cuatro puntos cardinales, eran bien comprendidos por las mentes místicas de los indos, brahamanes y buddhistas, siglos antes que se oyese hablar de ello en Europa, pues ese símbolo se encuentra en todo el mundo. Doblaron ellos los extremos de la cruz e hicieron de ella su Svástica, ahora el Wan de los buddhistas mongoles. Implica ella que el "punto central" no está limitado a un individuo por muy perfecto que sea; que el principio (Dios) está en la Humanidad, y que la Humanidad, como todo lo demás, está en Él, como las gotas de agua en el Océano, estando los cuatro extremos dirigidos hacia los cuatro puntos cardinales, y por tanto perdiéndose en el infinito. Link de la cita
Armaduras
Si se fijan en la foto de abajo, el soporte del poste es una tortuga. Éstas se dice que traen longevidad. En Mongolia no hay tortugas, pero hay que recordar que antiguamente tenían un gran imperio el cual incluía costas donde podían obtener tortugas.


Las yurtas de los mensajeros:


Las yurtas de los mensajeros se componían sólo por las camas que estos utilizaban para descansar.

Yurta de descanso

viernes, 3 de febrero de 2012

Siglo XIII en Mongolia - Estación Educacional - parte 5

La siguiente estación trata de donde impartían la educación al pueblo mongol. Éste estaba compuesto por una yurta principal donde se impartían las clases, y unas yurtas más pequeñas donde se realizaban otras actividades.





Un juego muy popular de la época era el ajedrez mongoliano, llamado Shatar, el cual presenta algunas diferencias en relación a la reglas y al material de los juegos de ajedrez utilizados en el resto del mundo. Las piezas suelen ser gravadas en piedra, bronce u otro metal, cuerno o hueso.

Juego con huesos de cabra
Antiguamente había un juego muy popular con huesos de tobillo de oveja o cabra. Consistía más o menos en tirar 4 de estos huesitos y ver cuales quedaban con el mismo lado hacia arriba, cada cara del hueso tiene un nombre: cabra, caballo, oveja y camello. Aquel que lograba tirar las 4 piezas y le quedaban mostrando la misma cara ganaba.
Fuera de la ciudad, los niños juegan con mucho más de 4 huesitos gracias a a abundancia de estos.
Suelen vender estos huesos como souvenirs para los turistas.

Muestras de caligrafía


Escriben tu nombre en mongoliano antiguo
Un recuerdo que te puede llevar de este lugar es tu nombre escrito en mongoliano antiguo. Utilizan la fonética del nombre para traducirlo en la escritura de la época.