martes, 31 de enero de 2012

Siglo XIII en Mongolia - Animales - Parte 4

Camino a la siguiente estación pudimos ver muestras de cómo transportan algunas yurtas, aunque nos aseguraban que se demoran unos 15 minutos en armar una desde cero, por lo que no es muy común que las transporten completas.

Transportando una yurta



La siguiente estación trataba un poco de los animales más comunes de la época: camellos, vacas y caballos.
En el caso de los camellos y los caballos, era posible andar en uno, siempre tirado por un guía de allá para evitar cualquier accidente ya que decían que los animales no estaban 100% mansos.



sábado, 28 de enero de 2012

Siglo XIII en Mongolia - Los Baños - Parte 3


Los baños en este centro eran tal cual como los utilizaban en el siglo XIII. Un gran hoyo en el piso con un par de tablas encima y una casita para que no te vean de afuera y no te moleste el frío o la lluvia. Nada de papel a la vista, para que te sientas verdaderamente en el siglo XIII.

miércoles, 25 de enero de 2012

Siglo XIII en Mongolia - Los Chamanes - Parte 2


La segunda estación correspondía a las yurtas de los chamanes. Tanto como en el siglo 13 como hoy en día, los chamanes son muy respetados en Mongolia y personas aun los consultan para saber qué les depara el futuro.

Los chamanes sirven como medio para conectarse con los dioses. Parte de su ritual consiste en que los chamanes te miran a los ojos y se conectan con el cielo y de esta manera los dioses te miran. Cuentan con 10 diferentes Dioses.

Entrada al lugar de rezo
Cuentan con un lugar para rezar, cuyo nombre desconozco, que está compuesta por una circunferencia de palos de madera. La circunferencia interior está compuesta por amuletos y otros símbolos para ahuyentar a los malos espíritus y así tener un lugar sagrado donde rezar, el cual concentra la buena energía.


La circunferencia exterior está compuesta por 365 palos de madera los que representan los días del año. En la circunferencia interior se encuentran 13 postes que representan los estados que existían en la época de Gengis Kan. Cada uno tiene el símbolo del estado que representan.






Existen yurtas de diferentes materiales y con diferentes diseños, esto se debe a la gran variedad étnica que hay en Mongolia. El exterior de las yurtas están hechas 100% con pieles de animales.

Una chamana
La chamana no nos dejó tomar fotos dentro de las yurtas de los chamanes, ya que éstas son yurtas donde realizan ritos de verdad y las fotos arruinan la energía que tratan de mantener.

Otro tipo de yurta
Los mongoles antiguamente no tenían refrigerador por lo que su dieta consistía principalmente en carne durante el invierno y en lácteos durante el verano, al no poder congelar la carne. Su dieta prácticamente no contenía verduras.

Como pueden notar, Mongolia no tiene muchos árboles, por lo que, antiguamente, la calefacción en las yurtas lo hacían utilizando excremento de vaca y de caballo que debían recolectar las mujeres.

domingo, 22 de enero de 2012

Siglo XIII, el siglo de Gengis Kan - parte 1

Luego de visitar la escultura de Gengis Kan, nos llevaron al parque nacional "Siglo 13", que al igual que todos  los lugares de interés en Mongolia, está en medio de la nada. No se cómo logran llegar a estos lugares!


El "parque" está ubicado en Tuv aimag, en la provincia de Erdene, a 96km de Ulanbator. El propósito de este lugar es hacer sentir a los visitantes como si estuvieran realmente en el siglo 13. Está compuesta por varias estaciones y por ello separé el relato en varias partes.


La primera estación trata de asemejar una yurta (ger) principal del campamento. Por ejemplo una que habría tenido Gengis Kan en su época. Es una yurta mucho más grande que una normal donde vive la gente.


Al entrar al lugar nos hicieron sacarnos los zapatos y nos dirigieron a un costado de la yurta donde habían 4 mesas bajitas y algunos cojines. Ahí almorzamos. Lo rico de Mongolia (para mi) es que no tienen comidas basadas en mariscos como el restos de Asia. Para mi felicidad sus comidas tienen muuucha carne y pasta. Necesitan las proteínas y carbohidratos por el frío.


Todas vestidas como mongoles
Esta yurta también estaba equipada con varios atuendos diferentes de la época. Uno se podía probar lo que quisiera y tomarse cuantas fotos quisiéramos. No teníamos ninguna idea qué vestidos eran de hombre y cuales de mujeres. Nos probamos casi todos.

Vista desde la puerta de la yurta principal

Vista de la primera estación completa

jueves, 19 de enero de 2012

La escultura de Chinggis Khaan

Partimos camino al otra sorpresa donde pero antes nos topamos con algunas cosas típicas de Mongolia y además visitamos una de las esculturas más grandes del mundo.

YAK:
Yak
El yak, nombre de origen tibetano, son algo así como un bovino peludo, andan libres por los montes de Mongolia. Nosotros nos topamos con más de una en nuestro paseo. Hay que tener cuidado ya que si se enojan pueden dejar un abollón muy grande en el auto o incluso podrían matar a alguien. También los nombran como búfalos.
Estos animalitos se pueden encontrar mucho en Asia central y hasta el norte donde nos encontrábamos nosotros, Mongolia, e incluso en Rusia.


OVOO:

Ovoo

Construido principalmente de piedras con un gran palo en el centro (ver foto) son utilizados como sitios religiosos donde la gente puede rezar y entregar ofrendas. Amarran telas para la paz, aprendizaje y suerte.
Nos contaban que si se detienen frente a un Ovoo deben bajarse del auto a rezar, es costumbre, por lo que eso fue lo que hicimos y debíamos hacer para poder tomar la foto.
Entre las piedras encontramos zapatos, billeteras y botellas, entre otras cosas.

POSTES DE LUZ:

No tengo ninguna reseña en particular sobre esto, sólo que me llamó la atención que los postes de luz estaban construidos con postes de cemento/concreto y el resto con madera. Supongo que por el tipo de clima que tienen allá los postes en enterrados en el piso duran muy poco y por eso deben hacer este tipo de construcción.

ESCULTURA DE CHINGGIS KHAAN:


La gran estatua de Chinggis Khaan se terminó de construir hace muy poco, recién el 2007. Se construyó para apoyar al turismo y para rendirle homenaje al gran emperador mongoliano. La estatua tiene 40 metros de altura, siendo de las más grandes del mundo.
Está ubicada en Tsonjin Boldog, a unos 50km de Ulan Bator, en la provincia de Tuv (una de las 21 provincias de Mongolia). Se demoraron cerca de 9 meses en construirla, utilizando 250 toneladas de acero para construir esta gran escultura sobre una base con estilo occidental.

Entrada al sector de la escultura
La escultura fue diseñada de tal manera que los turistas puedan subir a la cabeza del caballo. Se debe pagar una entrada obviamente. Al interior de la construcción primero se está en una sala, que cuenta con un pequeño museo con diferentes artefactos antiguos, también hay diferentes atuendos tradicionales que uno se puede probar para sacarse foto (pagando extra) y también cuentan con la bota más grande de mundo con 9 metros de altura. Nos dijeron que está en los Record Guiness pero no pude dar con ella, lo más cercano que encontré fue el zapato más grande del mundo con 5,5 metros de altura en Holanda.



Dicen que es la estatua a caballo más grande del mundo y también una de las más feas, aunque no encontré ningún ranking oficial sobre lo segundo. En mi opinión no es fea.



Se dice que este fue el lugar donde Gengis Kan encontró un bastón de oro al volver de su primera batalla que tuvo a los 15 años y la ganó, por este motivo se escogió esta ubicación para construir la escultura.

En la cabeza de caballo

Mirada hacia abajo desde la cabeza del caballo hacia la entrada del recinto
Antes de pasar a la cabeza del caballo nos hicieron pasar a una salita donde dan un video con la historia de la escultura y como llegó a ser lo que es ahora. En ese video decían que esperan que este lugar se convierta en un gran complejo turístico que tendrá varias decenas de yurtas a su alrededor para que los que quieran alojar ahí.

domingo, 15 de enero de 2012

El campamento


El campamento Geomandal estaba ubicado en medio de la nada. Es muy difícil ubicarse en Mongolia, tienen muy pocos caminos delimitados y aun menos letreros indicando a donde quedan los lugares. La mejor manera de llegar a un lugar allá es ir con alguien que haya estado en el lugar un par de veces y sepa llegar o bien saber las coordenadas y andar con un GPS, pero tiene que ser un buen GPS ya que la señal de celular escasea por esos lugares y no se puede contar mucho con ellos.


Una yurta por fuera
Geomandal es una empresa de turismo (al parecer) se pueden organizar variados tours con diferentes propositos por Mongolia. En esta ocasión, y en realidad durante todo el viaje por Mongolia, nosotros no nos encargamos de nada, Haliuna y Sod lo tenían todo organizado.
La entrada al campamento, un par de casitas, un par de yurtas y nada más

Letreros ilegibles para el turista extranjero

Aquí encontramos un poco de árboles

De camino al campamento, Haliuna nos contó que la tierra de Mongolia es principalmente tierra de nadie. Recién en 1997 comenzaron a registrar los pedazos de tierra, por lo que se puede ver mucho a animales caminando libremente por los cerros, sin cercos, ya que la tierra le pertenece a todos.
Cada familia (nuevo matrimonio) tiene derecho a 4 porciones de tierra de 0.07 hectáreas. Una para la casa, una para la casa de veraneo, otra para tener a los animales y la cuarta no me acuerdo. Para registrar es tan "fácil" como indicar las coordenadas de la porción de tierra que deseas tener, si la tierra no le pertenece a nadie entonces es tuya.

Desayuno
El desayuno era algo especial: té, pan y una sopa con carne, grasita y papas. Como comentaba anteriormente, Mongolia es un país muy frío y siempre están viendo la manera de mantener el calor en su cuerpo. Este desayuno era alto en carbohidratos y calorías lo que ayudaba a cumplir con el objetivo de no pasar frío. Para uno que a veces desayuna pizza en la mañana no era tan raro comer esta sopa, pero a algunos si lo sintieron raro.
Dicen que esta sopa hace bien cuando se está con caña (resaca).

martes, 10 de enero de 2012

Iniciando un paseo en Mongolia


Para iniciar de buena manera el paseo y a modo de agradecimiento por el hecho que hayamos venido de tan  lejos. Los padres de los novios nos invitaron a comer al Hotel Mongolia para luego seguir a un campamento donde pasaríamos la noche.


Todas esas yurtas que ven ahí son las piezas para los huéspedes 
Como pueden ver en la foto superior, Mongolia tiene muchas montañas y estas tienen principalmente pasto, se ven muy pocos árboles, lo que choca un poco al paisaje chileno que uno está acostumbrada. Nos dijeron que hay otro sector de Mongolia que tiene más árboles en todo caso, no es todo el país así, pero de todas maneras era muy raro ver montañas sin árboles.

Comida mongoliana, dumplings fritos y al vapor, muy ricos

Un gran mapa mostrando lo que fue el imperio mongoliano, tenian casi todo Europa y Asia



En la entrada del hotel mongolia

Pasando de noche por la estatua de 40 metros de Gengis Khan, más de esta estatua luego

En nuestra "cabaña"
Nuestra yurta/cabaña contaba con 3 camas, un sillonsito, una mesa y una estufa a leña en el centro. El frío que hacía en la noche era bastante fuerte.
A diferencia de las yurtas normales, esta tenia un baño adjunto (pueden ver la puerta en la foto de arriba).

Nos contaban que los Mongoles son aun un pueblo muy nómade y mucho siguen utilizando yurtas para vivir.  Dicen que se demoran unos 15 minutos en armar una yurta.

Antes de empezar la cena
En la foto de arriba pueden notar un plato con unos cosas negras, estas son piedras muy calientes. La idea es tomarlas para calentar tus manos y mejorar la circulación. Las piedras están muuuuy calientes, cuesta tenerlas en una mano. Me pareció interesante, pero no se si sea algo que incorpore en mi día a día.
La cena consistió principalmente en mucha carne con papitas y cerveza, algo liviano para la noche.