domingo, 27 de abril de 2014

El Sahara ¡increíble!


Llegamos a Merzouga, un pueblo al este de Marruecos, a unos 50 kms de la frontera con Algeria. Es un destino muy popular para los turistas por su cercanía al desierto del Sahara, la zona de erg Chebbi.

El Sahara es completamente diferente al desierto del norte de Chile.  Empieza con un poco de árboles, arbustos y diferentes tipos de arena. A medida que nos adentrábamos al desierto la vegetación desaparecía y solo quedábamos nosotros y la arena. La vista es increíble.

Iniciando la travesía al desierto

Camellos descansando en el atardecer
Salimos a tal hora de manera de ver el atardecer en las dunas y luego llegar al campamento de noche. En el campamento nos tenían una rica comida y luego cantos y bailes por los mismos bereberes que tiraban las caravanas de camellos.

Campamento  en el desierto

Una mirada por dentro del campamento
Bailando con los Bereberes
Estar en el desierto fue increíble. No hay nada que hacer, solo admirar el paisaje. Es relajante. De las cosas que más me gustaron de Marruecos.Me habría gustado pasar más tiempo en el desierto.A la mañana siguiente nos levantaron antes del amanecer para poder ver la salida del sol andando en camello y volver al hotel a tomar desayuno.

Caravana de camellos

El grupo de viajeros con Mustafa, nuestro guía

Con las dunas a mi espalda

Foto con el jefe bereber
El dolor de piernas que teníamos al otro día, y al subsiguiente, se los encargo. Sentíamos que habíamos corrido una maratón completa, pero valió la pena. Una hora y media de ida, una hora y media de vuelta, uff, lo pasamos increíble.

Con mi camello

Sentada en las dunas en el atardecer

Sombras de camellos en dunas de arena

Tombouctou, ubicado en el oeste de Africa en Mali, queda a 52 días en camello

No hay comentarios.: