viernes, 30 de marzo de 2012

En las afueras de la Ciudad Prohibida

Puerta Sur, entrada principal a la ciudad prohibida.

En vista que estabamos alojando tan cerca a la ciudad prohibida, decidimos que nuestra primera visita fuera para allá. Nos encontramos con la gran sorpresa que estaba repleto (o tal vez ni tanta sorpresa considerando la gran población de china). Era cerca de medio día, el calor no podía ser más intenso y la cola para entrar al lugar era interminable.
La ciudad prohibida está ubicada en pleno centro de Beijing (Pekín).


Todos los chinitos estaban equipados con sus lindos quitasoles, nosotros con suerte nos pusimos bloqueador.
Decidimos recorrer los alrededores y visitar la ciudad prohibida en otro momento.
Caminamos por las afueras de las grandes paredes que cierran el recinto, lo único que veíamos era chinitos, chinitos y más chinitos. Grandes y chicos, todos caminando a la ciudad prohibida.

Cruzando el puente para llegar a la entrada de la ciudad


La ciudad prohibida fue el palacio imperial desde la dinastía Ming hasta la dinastía Qing, desde 1368 a 1911. Ahora funciona como un museo.
Ha sido declarado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Un retrato del gobernador Mao te da la bienvenida a la ciudad

1 comentario:

Películas del Río dijo...

Que emoción !! me fascinaría conocer lugar tan increíble!! Gracias