sábado, 10 de marzo de 2012

Beijing, llegando a la ciudad


Como contaba en el post anterior. Camino al hotel donde nos quedamos durante toda nuestra estadía en Beijing, tuvimos que caminar muuucho. No habría sido tan malo si no se hubiese puesto a llover, aunque eso nos permitó ver la gran gama de paraguas que tienen los chinitos. Lo que no sabíamos es que ibamos a ver más aun cuando saliera el sol, pero de eso les contaré en el siguiente post.



Tomamos el metro desde el aeropuesto y nos sugirieron que nos bajemos en la estación Beijing Railway Station. Para nuestra sorpresa salimos frente a una gran estructura y aun más grande avenida, llena de gente. La lluvia no era impedimento para tener multitudes entrando y saliendo del edificio.


Frente a la estación nos encontramos con este extraño semáforo: cuadrado y en la mitad de la calle. Lo encontré poco práctico, pero a su vez no incorporaba mucha contaminación visual. Sólo una estructura para todas las direcciónes en lugar de tener entre 4 y 8 postes en una calle de 4 vías como pasa por acá. Sin mencionar las marañas de cables que suelen haber.

No hay comentarios.: