domingo, 10 de julio de 2016

Music City, y'all!


Famosos por el barbeque y su música en vivo, Nashville es una ciudad que atrae a mucha gente. Dicen que cada día cerca de 80 personas se mudan a este lugar. Estuve 5 semanas viviendo aquí y habían cosas increíbles. Alojábamos en el sector de Sylvan park, donde hay casas muy americanas, sin rejas y mucho pasto. Me encantaba salir en las mañanas a tomar desayuno en el porche trasero y esperar a ver ardillas, conejos y pájaros de diferentes tipos. Tan cerca de la ciudad, pero a la vez rodeada de mucha naturaleza.



La gente de aquí es muy amable, es una característica de la gente del sur y de Nashville en particular. Hay que tener ojo, que si son muy sureños no les vas a entender nada de lo que dicen con lo rápido que hablan acompañado por el acento que los caracteriza.


La oficina quedaba a unos 15 minutos de la casa, yendo por la autopista en auto. Uber fue nuestra salvación, el transporte público cerca de la casa no era muy bueno. Estimaría que al menos 1 de cada 2 choferes que nos tocaban eran músicos que habían llegado a la ciudad para probar suerte.
Durante las 5 semanas en Nashville, estuve trabajando con authorship.me como parte del programa 1440 en el Entrepreneurial Center de Nashville a orillas del río.
A diferencia de otras incubadoras en las que he participado, esta era tremendamente profesional y dedicada a formarte como emprendedor y empresa para salir adelante. Reuniones semanales, modelos de negocios, marketing, práctica de pitch, noche de consejeros, mentores, contactos. Lo tenían todo. Una gran experiencia sin duda, aprendí mucho ahí.

La ciudad no cuenta con muchos lugares para hacer trekking, no hay cerros ni montañas cerca. Lo más parecido que encontramos a una distancia razonable fue el parque Percy Werner Park, por lo que tomamos un taxi y partimos para allá. Era un parque con mucho árbol, caminos bien pavimentados y no mucha elevación. Habría sido perfecto para recorrerlo en bicicleta, pero nosotros íbamos a pie. Empezamos a caminar y lo encontramos muy bonito, una que otra ardilla nos venía a visitar, pero luego de un rato nos empezamos a aburrir. El paisaje es extremadamente monótono, tanto así que llegas a sentir que estás caminando en círculos. Por este motivo no recorrimos la ruta entera y decidimos volver. Debimos haber caminado 1,5hrs o máximo 2.

Percy Werner Park

En otra oportunidad fuimos a Fall Creek Falls, un parque a 2 horas de Nashville, famoso por sus caídas de agua. Las rutas sugeridas son cortas y de baja exigencia. Es recomendable para una salida por el día.

Fall Creek Falls

La calle principal, Broadway, en el medio de la ciudad y a la vez al lado del río Cumberland, es un foco turístico con decenas de restaurantes con música en vivo todo el tiempo y muchísimas tiendas de botas vaqueras. El restaurant Honky Tonks, de tres pisos, está lleno a la hora que vayas. No puede faltar que prueben unas buenas costillas y pulled pork, ya sea en el Honky Tonks o en otro restaurant del concurrido sector.



La ciudad tiene varios museos de la música country, con uno especialmente dedicado a Johnny Cash. Para mi que no soy muy fan de ese estilo de música los museos, si bien estaban muy bien hechos, no me entretuvieron mucho. 

El centro de Nashville además cuenta con varios monumentos, un pequeño capitolio, y con un gran número de iglesias de diferentes corrientes religiosas. El puente peatonal John Seigenthaler, que cruza el río, permite tener una vista de la ciudad y del río desde la altura, vale la pena cruzarlo, no es muy largo. Y si ya están ahí, el parque a lo largo del río también vale la pena caminarlo.

Fui a ver un partido de baseball: Vanderbilt vs  Midlee Tennessee State. Vanderbilt es de las universidades más importantes del estado y nos comentaron que tenía un buen equipo. Resultó ser uno de los partidos más aburridos que he visto en mi vida. Los partidos de baseball, y aquí voy a generalizar, son extremadamente lentos y muy largos! Duran por lo general entre 3 a 4 horas, nosotros nos fuimos a la mitad. El evento viene a ser más una razón para tener vida social, más que entretenerse con el partido mismo. La gente compra comida ahí, unas pizzas o hot dogs y conversa de la vida, muertos de frío. Y a pesar de ser
 un partido entre dos universidades, las entradas debían comprarse con anticipación y costaron 18usd cada una, lo que no me parece barato para un partido universitario.



Como buena visita a Estados Unidos hubo que ir de compras. Existiendo varios lugares para visitar, el mejor centro comercial fue por lejos Opry Mills. Situado al nor-este de la ciudad, muy cerca de un parque y al lado del centro de eventos Opryland. El Opry Mills mall es un centro comercial muy grande, tuvimos que ir 2 o 3 veces para recorrerlo entero. Hay tiendas de marca y otras que tienen de todo un poco y muy buenos descuento. Algunas tiendas que valen la pena: Outdoor World (The Bass Pro Shop), Gap, Forever 21, Off Broadway Shoes, Victoria's Secret, y muchas más.



En mi último fin de semana en la ciudad, arrendamos un auto y viajamos a poco más de una hora de la ciudad hacia el sur para ir a una feria Renacentista. Me causaba mucha curiosidad porque lo había escuchado varias veces en películas o series. No recuerdo exacto cuanto costó la entrada, pero fue cerca de 30usd. Teníamos grandes expectativas.
La feria tenía ambientado un gran parque con decenas de puestos que vendían cosas renacentistas y otras no tanto: espadas y katanas (de verdad y de madera), joyas, orejas de elfos, escobas y varitas de Harry Potter, armaduras, cuchillos por montones, arcos y flechas, instrumentos, arte, etc
Tenían puestos con actividades: lanzamiento de hacha, de estrellas, de cuchillos, de arco y flecha. Todo por un módico valor por supuesto, en general $5usd los 3 lanzamientos.
Tenían 5 escenarios con diferentes obras que iban rotando durante todo el día: magos, piratas, malabaristas, caballeros, hadas, música y lo que se te ocurra.
En los pasillos también podías encontrarte con mucha gente disfrazada, gente tocando música renacentista y gente bailando bailes tradicionales.
Incluso contaban con un puesto de aves en cautiverio, diferentes tipos de búhos y águilas, que obviamente si pagabas te podías tomar una foto con ellos. Los pobres animalitos estaban con una pata encadenada por lo que no tenían la posibilidad de volar ni de moverse mucho, este puesto no me gustó.



Como guinda de la torta, de los últimos puestos que pasamos tenían un show de competencia de caballos con caballeros. 4 jinetes sobre unos caballos enorme y muy lindos. Todos vestidos con sus armaduras y banderas. El show consistía en 4 pruebas sobre el caballo, nada muy violento, más que nada puntería al galopar, debían pegarle a algo o agarrar algo mientras iban sobre el caballo.
Nos comimos una gran pata de pavo asada cada uno (10usd cada pata, pero valía mucho la pena)
Fue entretenido.

Durante la estadía también fuimos a Smoky Mountains, el parque nacional más visitado de Estados Unidos, pero ese es un cuento para otro post.

No hay comentarios.: