martes, 28 de marzo de 2017

Cataratas del Niagara


Las cataratas del Niagara se encuentran en plena frontera de Estados Unidos con Canadá. Ambos países ofrecen servicios para visitarla en bote. Los de Estados Unidos se visten como pequeñas hormigas azules y los de Canadá como hormigas rojas. Existe un puente que une ambas fronteras, el puente internacional Rainbow Bridge (puente arcoiris en inglés). Es posible cruzar a Canadá ya sea en auto o a pie. Nosotros necesitamos visa por lo que solo llegamos hasta la entrada. En la mitad del puente había una placa que separaba los límites de New York, USA y Ontario, Canadá.



Los barcos salen cada 20 o 30 minutos, no hay problema para comprar entradas. Una vez adentro debes bajar por un gran ascensor y hacer una nueva cola para subirte al barco. De a poco te entregan tu impermeable y pasas a la nave que te llevará al encuentro cercano con este gran caudal de agua que cae de unos 60 metros.


El tamaño es impresionante, tanto por la altura como por el ancho de la cascada. Lo malo es que es tanta el agua y la fuerza que se crea una especia de neblina y en gran parte del paseo todo lo que logras ver es una pantalla blanca.


Si tienen la oportunidad, vuelva a ver la cascada de noche. Ambos lados hacen juegos de luces que le dan un lindo toque a la vista. La foto no refleja bien el efecto de las luces, si están allá vayan a verlo, no les tomará mucho tiempo.

No hay comentarios.: