sábado, 25 de agosto de 2012

La Ciudad Prohibida


La ciudad prohibida está ubicada en el centro de Beijing. Por más de 500 años fue utilizado por emperadores (cerca de 24 diferentes) y como centro para eventos y ceremonias del gobierno. Declarado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1987, hoy en día funciona como un museo.

Se construyó entre los años 1406 y 1420, está formado por 980 edificios, cerca de 10.000 habitaciones y cubre más de 720.000 metros cuadrados [ref].

Paseos escolares no faltaban

La ciudad prohibida es un lugar muy grande y hay quienes tardan un día entero en recorrerlo. Nosotros demoramos un par de horas solamente. Fríamente, encontramos que muchas de sus secciones, entre patios y pabellones, se veían iguales por lo que no nos demorabamos en pasar a la siguiente. Además, la cantidad de gente era tanta, que si no tienes paciencia para esperar hacerte paso para ver los interiores de las salas y habitaciones, la visita se hace muy rápida.

La cantidad de gente no dejaba de impresionarnos
Como recomendación, visitar el lugar un día de semana, el primer intento que hicimos para visitar esta aclamada atracción nos dejó muy sorprendidas con la cantidad de gente que había para entrar. Imagínense que ahora había poca gente en la entrada y demoramos unos 20 a 30 minutos en entrar. Primero se debe hacer la cola para comprar la entrada y luego otra cola para entrar al sitio.
El valor de la entrada varía entre 40 y 60 Yuan, entre $3.000 y $4.500 CLP, dependiendo de la época en que se vaya, en verano es más caro.


La tortuga dragón
La tortuga dragón combina 2 de los 4 animales celestiales de la mitología china: El cuerpo de una tortuga y la cabeza de un dragón. Es un ornamento positivo en el Feng Shui, simboliza coraje, determinación, fertilidad, longevidad, poder, éxito y apoyo. [ref]

Vista desde la ciudad prohibida al parque Jingshan ubicado al norte
Por la salida norte de la ciudad prohibida se puede llegar al parque Jingshan, un parque en un cerro artificial. Más de esto en la siguiente publicación.

Guardianes del tejado
Las figuras de las esquinas de los tejados son los encargados de cuidar el lugar en caso de incendio.


Jardín imperial
El jardín imperial es una de las últimas secciones que se pueden visitar en el centro del complejo antes de salir por la puerta norte. Este jardín fue contruido en el año 1417 durante la dinastía Ming. Solía ser un jardín privado para la familia imperial, cubriendo cerca de 12.000 metros cuadrados.
Es un lugar de paz y relajación, la familia imperial solía tomar té, jugar ajedrez y meditar en este lugar. Ahora con suerte encuentras un lugar para sentarte.
En el centro de la foto se pueden ver dos árboles entrelazados, éstos son pinos de cerca de 400 años y simbolizan la armonía entre el emperador y la emperatriz.

No hay comentarios.: