viernes, 10 de julio de 2009

Valdivia y Niebla


Después de Pucón/Villarica seguimos camino al sur y llegamos a Valdivia.

Luego de haber dado una vuelta por la ciudad en auto, se nos unió mi abuelita y mi mamá que andaban allá y nos fuimos a Niebla, un pueblo que esta muy cerca de Valdivia, a cenar.
Lo que le ofrecimos a la Ryoko para cenar aquí fue una degustación de mariscos. A ver si tenemos mejores maricos que Japón que es una isla y lo unico que hacen es comer eso!

El plato fue más grande que lo que la Ryoko podía comer, así que tuvimos que pedir un doggy bag. En realidad este plato era para una entrada como para 2 o 3 personas, así que imposible que se lo comiera todo ella sola. De todas maneras, encontró muy bueno todo lo que le trajeron.

La mañana siguiente salimos a recorrer Valdivia a pie, de manera de tener una mejor apreciación de la ciudad. Recorrer un lugar en auto no es lo mismo.

Primero fuimos al puente que cruza el río Calle Calle, el cual nos lleva a la isla Teja, pero no llegamos mucho más allá que donde termina el puente.


Luego decidimos caminar toda la costanera. Lo mejor fue poder respirar el aire puro que corría al lado del río en vez de la nube de contaminación que respiramos en Santiago. Caminamos un buen rato. Incluso se nos unió un perrito, lo llamamos Dachi (como parte de la palabra amigo en japonés: Tomodachi).
Me cayó tan bien el perrito que me lo quería quedar, pero era hembra lo cual complica las cosas, así que ahí quedó, pero más tarde me dijeron que siempre anda rondeando por esos lados y la gente lo cuida. Espero que se encuentre bien.

[Paseando por la costanera en Valdivia]

Luego nos adentramos más al centro. Visitamos la iglesía moderna que hay, el correo, la plaza central y por supuesto, la chocolatería Entre Lagos.


[Plaza central de Valdivia, con artistas callejeros]

Una vez recorrido los lugares clave, seguimos rumbo a Los Ulmos, un campo más al sur de Valdivia. Un lugar lleno de sorpresas para los visitantes sobretodo extranjeros, pero eso seguirá en la siguiente entrada.



1 comentario:

Valdivianochile dijo...

La pregunta es: ¿Les gustó la ciudad?.

Me parece que si, me alegro que lo pasaran bien.

Un valdiviano en Santiago.