viernes, 15 de julio de 2011

Día 2: Auckland y la llegada a Hong Kong

En Auckland, con el skycity de fondo
Nuestro vuelo Auckland-Hong Kong estaba atrasado y ahora salía a las 15hrs. Así que Leo hizo las averiguaciones correspondientes y supimos que no había problema para salir del aeropuerto. Así que hicimos los tramites correspondientes y salimos a la aventura.
Tomamos un bus que va desde el aeropuerto a la ciudad en 40 minutos, eso nos daba unas 2,5 hrs para recorrer Auckland y llegar con tiempo al check in para nuestro siguiente vuelo.
No fue mucho lo que alcanzamos a ver, pero de todas maneras fue mejor que haber esperado ese tiempo en el aeropuerto. Fuimos al skycity (la torre que hay para ver la ciudad) pero no nos subimos. También paseamos por la bahía, albert's park y por una que otra calle.
Ahora nos tocaban 12 horas más en avión hacia Hong Kong. Esta vez no tuvimos la suerte del upgrade.


Iris nos fue a buscar de sorpresa al aeropuerto y nos llevó a nuestro hotel, Panda Hotel, ubicado en el área de Tsuen Wah. La habitación estaba a un muy buen precio, ahí Iris nos explicó que no era el mejor barrio para turistas ya que éste es principalmente residencial, y por ello seguramente encontramos uno muy barato, por lo que para la próxima visita (cuando estemos terminando el viaje y por emprender el regreso a Chile) ya sabíamos que debíamos quedarnos en Kowloon en lugar de Tsuen Wah.


Llegamos a las 12 de la noche al hotel, pero igual salimos a dar una vuelta, llovían perros y gatos pero con el calor que hacía no te dabas ni cuenta, no como en Auckland que si lo sentimos.
La mañana siguiente debiamos salir a las 11am hacia el aeropuerto a tomar el vuelo a Vietnam. Originalmente ibamos a estar un día entero en HK antes de este vuelo, pero por el problema para salir de Santiago lo perdimos.

Vista de noche desde el hotel

La ciudad bajo la lluvia

Igual nos levantamos bien tempranito y fuimos a caminar por el área  Es impresionante el tamaño de los edificios, son muy muy altos. Nuestro hotel tenía 30 pisos y no era de los más altos.
Nos encontramos con muchas plazas con viejitos haciendo deportes e innumerables letreros prohibiéndole cosas a la gente: no fumar, no entrar con perros, no colgar/secar ropa, etc.

Vista al hotel, ese que tiene los pandas pintados

Más que eso no alcanzamos a ver, pero lo podremos hacer al final del viaje cuando volvamos a este lugar. Ahora nos tocaba saguir a Hanoi, Vietnam

Vista desde el hotel

No hay comentarios.: