lunes, 15 de agosto de 2011

Bangkok, Tailandia

Tailandia (Reino de Tailandia) es un país que tiene una población de más de 65 millones de personas y un poco más de 8 millones vive en Bangkok. Estos datos no los sabíamos antes de llegar, por lo que nos impresionó enormemente el tamaño de la ciudad cuando nos dirigíamos hacia el hotel. Yo me imaginaba algo parecido a lo que vimos en Vietnam y Camboya, pero era completamente diferente. Llegamos a una gran metrópolis aparentemente muy desarrollada.

El hotel donde nos quedamos durante toda nuestra estadía fue el Hotel Boonsiri Place. No era muy barato para lo que era el hotel, pero incluía desayuno y estaba muy bien ubicado (pudimos caminar al gran palacio y a la calle Khaosan, entre otras cosas). El hotel también tenía internet pagado y proporcionaba 4 computadores, cual de los 4 estaba en peor estado, no se. Además los computadores estaban con virus y casi perdí mi tarjeta de fotos por eso, así que tengan cuidado cuando usen computadores ajenos!

El primer día que tuvimos para recorrer era un día feriado (no lo sabiamos) Así que cuando llegamos al Gran Palacio nos dijeron que tendríamos que más tarde porque ahora se encontraban unas monjes rezando/meditando y a cambio nos sugirieron un mini tour en tuk tuk a otros lugares. El guardia habló con el chofer del tuk-tuk y nos dijo que por 30Baht (~1USD) nos puede llevar a muchos lugares, que era un precio especial por este día feriado.


Lamentablemente no recuerdo el nombre de este templo, sólo se que es un templo budista. Estaba muy bien cuidado y muy limpio. De algo sirve sacarse los zapatos para entrar a los lugares aunque los lugares donde tocaba el sol era imposible caminar por ahí porque nos quemábamos las plantas de los pies.


Nos encontramos con dos niños dentro del templo que querían sacarse fotos conmigo y luego que les sacara fotos posando y bailando. Nos acompañaron un buen rato mientras dábamos la vuelta al templo. Luego me pidieron que les diera algo para comer, según entendí, lamentablemente no teníamos nada para darles y recomiendan no darle plata a los niños para evitar que lo sigan haciendo. Eran muy simpáticos los dos.


Entre los lugares donde nos llevaron, fuimos a un templo que supuestamente era muy conocido. Cuando llegamos ahí nos dijeron que habían unos monjes y que teníamos que esperar unos 10 minutos para entrar. Así que esperamos en unas sillas que tenían ahí: eran 3 sillas, habían 2 desocupadas.  A los pocos minutos que nos sentamos, el señor que estaba antes ahí nos empezó a conversar. Nos dijo que el trabaja en la embajada de Tailandia en Nueva York y que ahora estaba de vacaciones ahí y que acababa de comprar un set de collar y aros por ~5,000USD para luego vendérselo a Tiffany & Co, nos decía que hasta 3 sets se pueden comprar sin impuestos y luego el precio sube enormemente y que a las tiendas le dan precio aun mayor y por eso a Tiffany le conviene comprar set a gente como él.  Según el que siempre que viaja a Tailandia se compra uno o dos sets y luego los vende al doble del precio en Nueva York. Entre cuento y cuento ya estaba pasando más de media hora y no salían los monjes así que decidimos irnos.

Nuestro Tuk-tuk por la mañana
El siguiente lugar donde nos llevaban era una exposición de joyas anual que estaba en Bangkok por sólo 3 días (creo) y justo ese día era el último. Nosotras no somos muy de joyas, pero sonaba interesante, y era el lugar donde el otro caballero supuestamente compro su set de joyas. Nos llevaron a un sucucho chico que no tenía ni una mínima apariencia de ser la gran exposición de Bangkok que nos habían comentado, pero ellos aseguraban ser esa exposición y que era el último día que estarían abiertos al público así que nos podían dar buenos precios.  Tenían cosas muy lindas, pero dudábamos si eran de verdad o no, aunque nos decían que nos daban el certificado de autenticidad... pero qué es un certificado al fin y al cabo, sólo un pedazo de papel que también se puede falsificar. Así que no compramos nada, además que con o sin descuento el valor de las cosas era muy alto para nosotras, aunque fuesen rubíes de verdad.

Templo de Mármol - Wat Benchamabophit
Luego fuimos a Wat Benchamabophitวัดเบญจมบพิตรดุสิตวนารามราชวรวิหาร en Tailandés, templo budista conocido por el común de los mortales como el templo de Mármol. Es muy bonito por fuera, como pueden ver en la foto de arriba, todo construido con mármol blanco y de ahí nace su nombre.
Por dentro ya se parecía un poco al primer templo donde anduvimos, sólo que en vez de tener pinturas en todas las murallas habían representaciones de los distintos budas (como se puede ver en la foto de abajo).

Templo de Mármol - Wat Benchamabophit

Templo de Mármol - Wat Benchamabophit

Templo de Mármol - Wat Benchamabophit
Se nos acercaban las nubes negras llenas de agua, así que corrimos a nuestro tuk-tuk para llegar a nuestro destino final: el gran palacio real.

Detrás de esas paredes se encuentra el gran palacio real
Y efectivamente cuando llegamos al palacio se largó la lluvia.
El gran palacio real, también llamado Phra Borom Maha Ratcha Wang  พระบรมมหาราชวัง, fue la residencia del rey hasta mediados del siglo XX. Es un complejo de edificios

Dentro del Gran Palacio Real, la campana dorada es Wat Phra Kaew.

 No se si les pasa, pero ya siendo el tercer templo/palacio del día ya se ven todos iguales.

La campana dorada que se alcanza a ver en la foto de arriba es Wat Phra Kaew, o el templo del Buda de Esmeralda. Es el templo budista más importante de Tailandia. Había tanta gente en el lugar y todos refugiándose de la lluvia que no entramos a ver el buda.

A continuación dejo más fotos del Gran Palacio Real:



El Chakri Mahaprasad Hall en el Gran Palacio de Bangkok.

El Chakri Mahaprasad Hall en el Gran Palacio de Bangkok.

1 comentario:

Películas del Río dijo...

Seguro a de ser una ciudad fantástica!! pero si debe de dar miedo algo tan grande! seguro te la pasaste super! las fotos son muuy lindas
y bueno si lo de los templos suele pasar no? que a la larga se ven iguales como las iglesias haha Saludos!