viernes, 10 de febrero de 2012

En las afueras de Mongolia

Saliendo del campamento del siglo XIII seguimos a otro sitio donde pasaríamos la noche y donde nos quedaríamos todo el día siguiente.

A los minutos que llegamos, nos tenían la comida. Unos grandes platos con dos diferentes menús: tallarines con carne y zanahoria o arroz con carne y zanahoria.

El menú de la noche
Las siguientes fotos son del río Kherlen





Luego de estar un rato en el río, jugamos un partido de volleyball con el resto de los mongoles que estaban con nosotros y seguimos con un asadito muy bueno. Con el paso del tiempo empezó a refrescarse el día y apareció nuestro amigo vodka Chinggis Khaan quien evitó que pasáramos frío y se aseguró que lo pasáramos muy bien. Y la fiesta no terminó aquí, luego fuimos a una salita donde tenían un Karaoke y cantamos un buen rato canciones en inglés y los mongoles canciones mongolianas que obviamente no habíamos escuchado nunca. La fiesta también continuó en un quincho que tenían detrás del comedor, donde los otros turistas del lugar estaban celebrando algún motivo.

Papas rellenas
En las siguientes dos fotos se ve como prepararon la comida para la otra gente que estaba ahí. Consistía en colocar piedras calientes, pedazos de carne y luego más piedras calientes y así sucesivamente dentro de un contenedor y eso sobre el fuego por un largo rato. Lamentablemente no nos tocó prueba de eso, pero parecía bastante bueno.