domingo, 5 de abril de 2009

Kyoto: Día 2: Odisea bajo la lluvia

Día 10: 03/02

7:30 - Despertamos
9:00 - Ya con nuestras bicicletas arrendadas nos encaminamos a Kinkakuji, el templo del pabellón dorado. A medio camino dimos con unas ferias muy entretenidas donde vendian de todo. Resultó que estaban celebrando el festival de Setsubun (節分), una celebración que se lleva a cabo el día antes del cambio de estación. Estarían cambiando a primavera. Risshun es el nombre del primer día de esta estación.

[Frente a un templo]

[Kouro: la tinaja con "inciensos"]

Había gente por todos lados, sobre todo en los alrededores de los templos. Ahora las campanas frente a los templos tenían más de un lienzo para hacerla sonar, de esta manera todos podrían tocarla y no habría caos frente a el. Además tenían una gran sábana en lugar de las tradicionales cajas para poner las donaciones.

En el festival compramos una tradicional comida llamada ehoumaki, tiene pepinos japoneses (kanpyou), huevo, hierbas japonesas (mitsuba), champiñones japoneses (shitake) y arroz, todo envuelto en alga. El ehoumaki tiene que comerse mirando una dirección determinada, la dirección de la suerte, la cual cambia cada año. Este año tocó mirando el noreste-este (imagínense que dividen la rosa de los vientos en 16 partes y ahí apunten al noreste-este.
Lo más curioso es que esto sólo lo venden en esta fecha, lo cual encontré que es una pena porque era muy muy bueno!


[Ehoumaki]

KINKAKU-JI

[El pabellón de oro]

Muy fuerte el color del oro, me lo imaginaba mucho más opaco. Lo encontré muy lindo, lástima que no se podía ver por dentro, me habría gustado saber como es por dentro.
Los jardines me decepcionaron un poco, pero por otro lado creo que hacían resaltar más la belleza de este templo.

GINKAKU-JI

[Ginkakuji, el templo del pabellón de plata]

Este es el siguiente templo que visitamos: Ginkaku-ji (銀閣寺), templo del pabello de plata. Según wikipedia, su nombre original era Jisho-ji (慈照寺), templo de la misericordia resplandeciente.
Como pueden apreciar de la foto, el templo estaba en reparaciones y no es nada parecido al de oro, no brilla por ninguna parte, resulta que nunca alcanzaron a recubrirlo con plata.

*************************

Estas son las típicas casas japonesas, generalmente de 2 pisos y sin jardines (no hay espacio para darse ese lujo)

HEIANJINGU
[Heian Jingu, santuario shitoista]

Cuando llegamos a Heian Jingu (平安神宮) estaban por empezar otra de las ceremonias del festival del día. Mame Maki: monjes y geishas tirarían bolsitas con porotos de soya tostados a la gente con el propósito de dejar la mala suerte fuera del santuario.
Mientras tiran las bolsitas gritarían 'oni wa so to' (afuera demonios) y 'fu ku wa uchi' (venga la felicidad).
La tradición dice que tienes que comer la cantidad de porotos como años +1 tengas, y eso hicimos. Sabían a avellanas tostadas. Los porotos los llamn fuku mame que significa porotos de la suerte.

[Tambores de sake]

En la entrada del santuario (o en la salida) tenían este mostrario de tambores de sake. Si mal no entendí son en nombre de aquellas personas que han donado para la preservación del lugar.


***********************

[Amazake]

Una de las cosas que probamos hoy fue el amazake (甘酒) o sake dulce, bajo en alcohol, el cual está hecho de arroz fermentado. A diferencia de los tradicionales tragos, este no era puro líquido, sino que tenía pedazos de arroz en él y además era caliente... la verdad es que a ninguna de las dos nos gusto.

Más sobre Setsubun pueden encontrar aquí en inglés.

*************************
KODAI-JI

El templo Kodaiji es otro de los tantos templos muy famosos de Kyoto. Sus jardines fueron uno de los que más me gustó. Selvático, pero a la vez siempre con una buena configuración de todo lo que conformaba al lugar. Justo al lado de él se encontraba una estatua de un gran buda, pero por la hora no pudimos entrar, sólo logramos ver su cabeza desde afuera.
Este lugar lo recomiendo mucho, al igual que todos los otros jeje.

********************

[Los 1000 portales de Kyoto]

Nuestro último destino fue ir a ver el parque con los 1000 portales rojos. Llegamos super tarde, ya no había luz afuera, pero aun así logramos apreciar la magnitud del lugar: impresionante. Metros y metros de portales unos detras de otros. Me habría gustado llegar al lugar un poco más temprano, pero se hizo lo que se pudo.

*************************

Camino de vuelta al ryokan, pasamos a un McDonald's... que poco interesante diran ustedes, pero comí algo que no había comido en ningún otro McDonald's: Hamburguesa Teriyaki. No muy buena, que quieren que les diga. La salsa teriyaki al estilo fast food no es muy buena, así que si planean ir a Japón les diría que la prueben para salir de la curiosidad, pero si no lo hacen no se pierden de nada.

1 comentario:

Leonardo dijo...

Huy que buen día no sabía que habias tomado la bebida ceremonial jejejey ese rollo se bue que estava super rico por lo menos tu cara lo dice todo... a de ser imprecionante ese lugar de los mil portales pero te tengo una pregunta que representan los portales? porque por lo que veo hay portales por todo el pais es como un altar? jajaja en México hay en todas parte altares de la virgen y asi pero ahi que representa si no sabes pregunatle a la´Ryoko un saludo.