domingo, 25 de agosto de 2013

Caleta Tortel


Pasado Cochrane, y a unos 120 km al sur, se puede llegar a Caleta Tortel, un pueblo mágico con cerca de 500 habitantes. ¿Por qué mágico? Caleta Tortel es diferente a cualquier otro pueblo que puedan visitar ya que no cuenta con calles para vehículos, sino más de 8 kilómetros de pasarelas.

Cuando llegas a Caleta Tortel en vehículo, llegarás a un final con una rotonda. Toda esta rotonda es realmente un estacionamiento, después de esto, todo el recorrido se debe hacer a pie o en bote.


Nosotros llegamos cerca de las 11 de la noche, no habíamos leído nada sobre este lugar por lo que no sabíamos qué nos esperaba. Llegamos a un lugar casi absolutamente oscuro, una calle sin salida, era esta famosa rotonda que les mencionaba anteriormente. Dejamos el auto donde pudimos y nos bajamos a preguntar cómo llegar a Caleta Tortel, ahí una persona que estaba paseando nos dice "Jóvenes, ustedes ya se encuentran en Caleta Tortel, pero el pueblo a esta hora está dormido, no les queda más que acampar a la orilla de la calle y mañana verán que hacer". Y así hicimos, nos cambiamos de estacionamiento y alojamos a la orilla del camino, en un lugar bastante malo, pero sin luz no teníamos cómo buscar una mejor opción. Al día siguiente nos explicaron que Caleta Tortel se encuentra con poco suministro de energía, cuenta con dos turbinas y con la llegada de los electrodomésticos ésta no da a basto. Un par de casitas cuentan con su propio generador a petroleo, pero por lo general utilizan las turbinas del pueblo para poder utilizar los microondas, televisores, refrigeradores, lavadoras, computadores, etc.

Como recomendación para el futuro: lleguen temprano a este lugar y lleven comida desde Cochrane si andan con el presupuesto apretado.



Este lugar cuenta con una hermosa costanera con una pasarela recién remodelada. Se puede recorrer el pueblo de principio a fin sin problema, aunque para aquellos que no están acostumbrados a hacer ejercicio, el subir y bajar tantas escaleras puede ser un desafío.

Vista desde un lado de Caleta Tortel hacia el otro. Se pueden divisar las pasarelas y escaleras.


Lo que más me gustó de este lugar fue el silencio. Es un silencio que se aprecia de manera diferente a cuando estás inmerso en la naturaleza. Aquí estás en un pueblo completamente funcional y bastante apretado y no hay nada de ruido. La gente es tranquila y por supuesto no hay autos tocando la bocina, ni siquiera se escucha el sonido de los motores. Un agrado.

Escaleras entre casas





El pueblo vive principalmente del ciprés de la Guaitecas. No talan ciprés vivo, sino que aprovechan bosques quemados y arboles secos para sacar la madera. De esta madera salen las pasarelas, tablas para las casa, leña y postes.


Toda la ruta de pasarelas de Caleta Tortel y los diferentes servicios que hay


El pueblo cuenta con servicios básicos, un camping en la playa al final de la pasarela principal, con hostales, tienditas, carabineros y bomberos. El día que llegamos estaban inaugurando la primera ambulancia, la cual podrá llevar al paciente al pueblo más cercano para recibir atención médica.
No cuenta con bomba de bencina.

Para la inauguración de la ambulancia prepararon un asado comunitario con 8 corderos y estaban todos absolutamente invitados.

El asado para el pueblo


Es un lugar al que DEBEN llegar y visitar.

2 comentarios:

pedro quezada flores dijo...

buenas, en esos años, con cuanto es el presupuesto que fueron?

Marisol Acuña dijo...

Hola Pedro, lamentablemente no recuerdo cuánto fue el presupuesto. Como alojamos en carpa, el mayor gasto fue la bencina para el cual se puede hacer una estimación por los kilómetros a recorrer. Además, llevamos mucha comida en el cooler para reducir ese gasto.