lunes, 26 de enero de 2009

Llegada a Japón! (Día 1 y 2)

Dia 1: 25/01: La llegada al nuevo país

[LAX - Narita; vuelo Japan Airlines 061]

El vuelo se me hizo eteeerno. 13 horas desde Los Angeles y desde México a Los Angeles 4 horas. Ya no sabía como sentarme en el avión y la entretención a bordo que tenían no era tan buena, así que me dormir casi todo el vuelo, despertaba sólo para las comidas. Dos de las comidas incluían salsa de soya, palitos chinos y tallarines japoneses.

[Minutos antes de empezar a descender]

Pero finalmente llegué a Japón. yei! Mi amiga japonesa de San Diego, Ryoko, me estaba esperando justo afuerita. Qué emoción verla de nuevo después de 7 meses!!
Después de los respectivos abrazos y emociones fuimos a "canjear" un vale que compré en Santiago para andar en tren. Se llama Japan Rail Pass y por USD$660 me permite andar en tren de forma ílimitada por 21 días. Me dijeron que era una muy buena oportunidad que se me estaba dando porque a los japonesitos no les dejan comprar el pase. Es más, ni lo venden dentro del país.
Luego de este pequeño trámite, nos empezamos a dirigir hacia el tren. Del aeropuerto Narita a Tokio es como 1 hora, y de Tokio a la casa de la Ryoko son como 2 así que además de las mil horas en avión, todavía me faltaban 3 horas más de viaje, claro que estas 3 horas fueron las que más rápido se me pasaron porque conversamos todo el camino.

[Tren japonés. Si notan, hay una persona usando una máscara blanca, eso es muy común acá por la influenza]

[Dependiendo si el tren tiene 3 o 4 puertas por carril es donde tienes que esperar. Amarillo para 3, verde para 4 puertas. El 11 indica el número del carril]

[Maquinitas dispensadoras de bebestibles calientes y frios, hay miles en las estaciones y afuera en la ciudad. Puedes estar en medio de la nada pero van a tener de estas maquinitas]

La Ryoko ya me había prevenido que llegando a su casa me iba a tener que sacar los zapatos y que tratara de saludar a sus papas en japonés. Todos en su familia hablan inglés, pero iba a ser más lindo si hacía un esfuerzo. De todas maneras, en mi vida había estado en una casa japonesa así que las reglas específicas no me las sabía bien y como a ellos les sale de forma natural también habian algunos detalles que se les escapaban. Lo que paso fue que cuando me saqué los zapatos pisé en el mismo piso donde estaban los zapatos, no un escalón más arriba que es donde comienzan todas las casas japonesas. La Ryoko y su mamá me "gritaron": "No, no, no, ahí no tienes que pisar!! pisa acá!!" jaja. Yo, por supuesto, roja como un tomate por no haber atinado antes, porque en verdad tenía completo sentido que donde iban los zapatos no debias pisar con calcetines, en fin... nunca volverá a pasar.
En todas las casas cuentas con pantuflas para las visitas, así que me proporcionaron unas. Me mostraron donde iba a dormir: en una pieza de tatami en un futón. Las piezas de tatami son como las más tradicionales de Japón. Ahí no pisas ni con pantuflas, puros calcetines. Y el futón es como un colchonsito hecho como de una frazada bien gruesa y luego te tapas con un plumón. Idealmente, se arma y desarma esta cama todos los días para poder usar la pieza, pero me dijeron que lo podía dejar así, aunque no te demoras más de 2 minutos en hacer esta cama.

Luego de que me explicaran el sistema de la cama y los zapatos, procedieron a mostrarme el resto de la casa y el innovador baño con el que contaban. Resulta que gran parte de los baños en Japón cuentan con una cosa eléctrica adjunta al water que tiene varios botones. Estos botones tienen la funcion de accionar una cosita que sale de la taza y te tira un chorito de agua para limpiarte aquella parte y también para meter ruido en caso que no quieras que el resto de la casa o baños adjuntos (en caso de ser público) escuchen lo que estás haciendo.... Los botones de los chorritos tienen dos modos, para mujeres que están en aquellos días y para cuando hiciste número 2...jaja Aún no lo pruebo, pero tendré que hacerlo antes de volver...Pronto le sacaré una foto y la postearé.

Día 2:
El segundo día no hicimos mucho, nos juntamos con las amigas de último año de danza de la Ryoko. Los "Smooth Steppers". Todos ellos se están graduando de la U y pronto van a empezar a trabajar así que no tendrán más tiempo para bailar... triste, pero es la realidad de Japón... un poco la de todos lados supongo.

Comimos super rico. Tenían un calentador a gas, muy común en Japón, y una ollita donde iban echándole y echándole cosas para que se cocinara. La comida se llamaba Kímuchi, es una especie de Nabe, que es el sistema de la ollita y echarle cosas, según entendí. El que comimos ahora era como una sopa preparada coreana que se echaba para darle sabor a las cosas. Era un poco picante al principio, pero después de echarle agua un par de veces para que rindiera, todo empezó a saber de maravillas... Lamentablemente no atiné a sacarle fotos.

El grupo hablo mayormente en japonés, así que me dio mucho tiempo para observarlas.
"yiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii" (じいーーーーーーー, así se escribe en japo si no me equivoco, guiones incluidos)
Ese es el sonido que tienen los japos para indicar que se está observando (por el animé tiene un sonido para casi todas las cosas aunque no emitan sonido, como lo es: observar)
Bueno, de mi observación rescaté que a las japonesitas les encanta aplaudir para celebrar alguna cosa que se dijo o que se hizo. Aplauden bastante seguido jaja.

[Este es el grupo con el que estuvimos]

Seguiré escribiendo pronto... mientras tanto, dejen sus comentarios!

No hay comentarios.: