miércoles, 9 de marzo de 2016

Buceo en Seymour - día 5


Salimos a bucear de nuevo, esta vez desde Santa Cruz con destino a Seymour Norte. Nuestro instructor era Alan del centro de Buceo Galapagos Travellers. 

Este buceo fue muy diferente al anterior, esta vez pasearíamos por un sector del mar en lugar de seguir una pared que guiaría nuestra ruta.  Además de ser un buceo menos profundo que el anterior

Realizamos dos inmersiones, un solo los 2 con el instructor y otra con otra persona que estaba buceando por primera vez.
El primero buceo fue de 17 metros de profundidad, con un traje de 3mm y sin capucha ni guantes, el agua era más caliente que en el buceo de San Cristobal. Entré con 3000psi y salé con 900psi.

En este primer buceo nos encontramos con una Raya águila, una Raya negra con lunares blancos. Hermosa. Increíble a la velocidad a la que nadaba y movía sus aletas tranquilamente.  Entre esta raya y una tortuga que tratamos de perseguir se nos fue casi todo el aire. Fue muy entretenido e increíble de ver.


Persiguiendo a una raya águila
 A diferencia de otras mantarrayas, la raya águila tiene dientes y mastica su comida, mientras que otras especies filtran el plancton del agua a través de su boca.

Buceamos sobre arena y unos pequeños gusanitos que salían del suelo. En la foto de la Raya sola se pueden ver al fondo. Estos gusanitos se iban escondiendo a medida que nos acercábamos, siembre abajo nuestro veríamos solo arena y a lo lejos estos gusanos.



Antes de realizar el segundo buceo hicimos un poco de snorkel cerca del bote mientras el instructor iba con otras personas que buceaban por primera vez. Había mucha diversidad de peces y fácilmente podíamos llegar hasta el fondo simplemente aguantando la respiración. Nos entretuvimos tomando algunas fotos.
Pocos minutos antes de volver al bote apareció un lobo de mar que pasó nadando al lado mío. Increíble. Dentro de las cosas que quería hacer era nadar con lobos marinos. Solo logré verlo pasar a toda velocidad, pero fue hermoso. Se ven como unos animales tan gordos y brutos cuando están en tierra, pero en el agua se transforman y tienen una agilidad impresionante.


El segundo buceo fue sobre uno suelo de formaciones rocosas. 12 metros de profundidad entrando con 3000psi y saliendo con 1000psi. En esta oportunidad pudimos ver algunas tortugas y muchos más peces que en la primera inmersión. También algunos tiburones y estrellas de mar de diferentes colores.


No hay comentarios.: