sábado, 5 de marzo de 2016

Parte alta de Santa Cruz - día 4



Salimos temprano, nos recomendaron tomar un taxi, que en Galápagos son unas camionetas blancas. Por un par de dólares nos llevarían a los Gemelos, dos cráteres gemelos en la parte superior de la isla formados por el derrumbe de dos cavidades de magma. Muchas agencias de turismo ofrecen llevarte como parte de un tour, pero como a nosotros nos gusta hacer las cosas a nuestra pinta y gastar menos lo hicimos por nuestra cuenta.

El lugar es un gran espacio con vegetación que no esperas ver, la diferencia de altura en la isla produce un cambio climático impresionante y lo que se ve aquí es completamente diferente a lo que se ve cerca de la costa. Se pueden encontrar con muchas aves, mucho musgo. Es recomendable llevar un impermeable por si les llueve estando arriba. A nosotros se nos nubló y llovió un poco estando allá. Los cráteres son grandes y no es posible ver con claridad hasta donde llegan por la densa vegetación que tienen.  Caminar por el sector es muy lindo y hay un par de senderos que se pueden seguir. No hay nada alrededor además de la naturaleza. Vayan preparados con tiempo y algo de comida.

Lo que olvidaron mencionar es que para bajar de vuelta a la ciudad, no es tan fácil como subir ya que hay muy pocos taxis que te quieran llevar y como no tienes muchas alternativas te cobran más caro que por subir. Estuvimos caminando un buen rato hasta que paró una camioneta que nos dejó en un paradero, donde tendríamos que esperar hasta quien sabe cuando para que pase un taxi que nos pudiese llevar al Rancho primicias.

Fotografiando el crater
Finalmente la espera no fue tanta y logramos llegar al Rancho Primicias. Una reserva de tortugas privada y mucho mejor que la alternativa "Reserva El Chato" que es muy turística.


Camino al Rancho primicias nos topamos con una gran tortuga en la mitad del camino

En este lugar éramos nosotros y otra pareja más. Fuimos atendidos por el dueño quien nos dio un pequeño tour y nos contó de las tortugas. No tuvimos que pagar entrada.
Aquí las tortugas andas libres por el parque y nadie las molesta






Algo que no se ve todos los días y que tuvimos la "suerte" de ver, fue a tortugas apareándose. Según nos dijeron pueden estar casi dos días así y que la hembra lo pasa muy mal en el proceso. Esconde la cabeza en su caparazón y trata de huir porque creen que la están atacando.


El lugar también contaba con dos caparazones reales y te los podías "probar" para tomar algunas fotos. Son muy pesadas.
 Nos contaba el dueño que las tortugas corren peligro porque tratan de traficar las caparazones y que una caparazón se puede vender fácilmente en unos 300usd. 

El lugar además cuenta con un restaurante (un poco lento y no muy barato) y una gran tienda de souvenirs.


Terminamos nuestra visita acá y nos fuimos caminando a otra atracción: los túneles de lava. Estos túneles son formaciones naturales que ocurren cuando la lava se enfría y se seca y crea un ducto por donde se va evacuando la lava y eventualmente sale toda la lava y quedan los espacios dentro de esta cascara fría. La historia de como se forman es mucho más interesante que los túneles. Están altamente iluminados y los puedes caminar fácilmente a pie, entrando por un lado y saliendo por el otro. Es algo que se pueden saltar 

Volviendo a la ciudad nos quedaba un poco de luz y de calor por lo que preguntamos por alguna playa cercana para conocer. Nos recomendaron la playa de los alemanes. Para llegar a este lugar teníamos que tomar un bote taxi del muelle principal por 0.80usd por persona, el cual nos cruzaría en 2 minutos a esta playa. Era una playa bien chica y tranquila, se encontraba al lado de un hotel de los buenos. La playa en si no tenía nada especial, pero era perfecta para el tiempo que teníamos.Tomamos un poco de sol y volvimos por otros 0.80usd al pueblo para comer y luego prepararnos para el siguiente día.

No hay comentarios.: