domingo, 20 de marzo de 2016

Isabela - día 6


Salimos temprano a tomar el bote a Isabela, una isla con forma de caballo de mar y la más grande de Galapagos, demoraba 2:40hrs en llegar desde Santa Cruz. El tramo se mueve bastante así que no coman mucho antes de subir.


Nos quedamos en el hotel Insular, bastante bien ubicado y a un muy buen precio en comparación con otros hoteles de la isla. 35usd la noche por una habitación doble. 

Salimos a reconocer territorio, visitamos la plaza principal y la iglesia del pueblo que en su interior tenía pintado un lindo paisaje de Galapagos con toda su flora y fauna en colores muy llamativos. 


Arrendamos 2 bicicletas mountain bikes y fuimos a recorrer a los Humedales. Un trayecto de aproximadamente 6km por arena (playa) y por tierra. Demoramos unos 40 minutos en llegar al final bajo un sol muy intenso. Lleven agua y algo para comer, no hay nada en el camino.

Por la ruta visitamos diferentes playas, dentro de las más populares: la playa del amor. En varias pudimos encontrar iguanas marinas y algunos piqueros de patas azules. 




La ruta contaba con varios miradores, para llegar a ellos había que subir sus buenos escalones, les recomiendo que suban al menos a 2, es una buena oportunidad para ver la isla desde lo alto. 

Al final de la ruta estaba el famoso muro de lágrimas, un muro de piedras formado por los antiguos prisioneros que vivian en la isla. No es nada muy impresionante, más allá de la historia propiamente tal. Nos encontramos con un par de personas que hicieron la ruta a pie, y realmente me lamentaba por ellos ya que a pie debían ser poco más de 2 horas de caminata para llegar allá y el calor que hacía te derretía.

Como aun nos quedaban horas de luz, aprovechamos de ir al criadero de tortugas, estaba cerrado, pero pudimos pasar de todas formas. Tenían muchísimas tortugas pequeñas. Más allá que eso, era muy similar a los otros criaderos que habíamos visitado en las otras islas.


Por último, pasamos a ver la laguna de flamencos cerca del atardecer, nos dijeron que a esa hora y bien tempranos cerca del amanecer es cuando están más activos y se alimentan. Logramos ver unos 8 flamencos y algunos patos silvestres en la laguna. 

La laguna está varios metros más abajo del mirador, tengan en cuenta que siempre verán a los flamencos lejos, lleven un buen zoom para tomar fotos.


No hay comentarios.: