jueves, 19 de septiembre de 2013

Los Highlands de Escocia - parte 1


La parte norte-oeste de Escocia se llama los Highlands, parte un poco más arriba de Glasgow hasta que termina la isla, el resto es llamado Lowlands. Para visitar esto teníamos tres opciones: tomar tours, planear bien un viaje con transporte público o arrendar un auto. Optamos por la última opción, a la larga nos iba a salir más barato que pagar los tours y podíamos ver más cosas de nuestro gusto.

La gran aventura de arrendar un auto es que íbamos a tener que manejar por el otro lado. Esto es un gran juego con tu mente, si bien ya teníamos cerca de 10 días entrenándonos con esto del cambio de lado, una vez al volante igual había que repensar las cosas. Sobretodo a la hora de virar e ingresar al carril adecuado.

Partimos tarde, por lo que nuestra primera parada a alojar fue Oban. El camino hasta allá es precioso, parecido a la carretera austral de Chile se iba bordeando montañas y se pueden encontrar varios senderos que pueden hacer a pie. Oban es un pueblo portuario en la costa oeste un poco más al norte de Glasgow. Es un pueblo más tradicional donde casi un 10% de la población habla galgo escocés. Es muy tranquilo, lindo, pero no hay mucho que hacer además de pescar y ver el partido de Bélgica-Escocia que se estaba jugando esa noche: Bélgica ganó así que los ánimos estaban un poco bajos. Es el pueblo más grande que hay entre Glasgow y Fort William, nuestra siguiente parada.

Nos dijeron que Fort William era el pueblo donde se podía decir que empezaban los verdaderos highlands, o bien, la parte más linda.
Fort Williams es un pueblo pequeño. Tiene la costanera que es bonito caminar, una peatonal con comercio, un museo de guerra (entrada gratis) y un par de ruinas que se pueden visitar (a estas últimas no pasamos). De aquí tomamos un desvío que nos recomendaron hacía Ben Nevis. Un desvío que vale mucho la pena tomar y nos dijeron que entre más lejos vayamos mejor se pondría la vista y así fue. Paisajes de montañas verdes y con más árboles que en otros lados del Reino Unido. Un paisaje que se podría asemejar mucho a uno del sur de Chile, pero tenía su propio encanto al ser más plano y abierto.  Este camino cuenta con varias paradas que se pueden hacer a pie, los senderos están muy bien delimitados. Es ideal para aquello que les gusta hacer trekking. Nosotros solo hicimos paseos cortos, pero se puede subir a la montaña más alta del sector que dijeron que está a unas 5 hrs caminando.
Luego de un rato el camino se convertía en uno sin salida y debíamos devolvernos por donde mismo, pero era muy bonito de ver. También nos encontramos con algunos pastizales ovejas y con vacas propias de los highlands.

Todas las fotos son del desvío de Fort William

Castillo en una isla, se puede ver desde la autopista

Vacas peludas

No hay comentarios.: